¡¡¡Qué costumbre tenemos de querer vender a todo el mundo!!!

Repite conmigo: “No puedo gustarle a todo el mundo”.

Y… si no soy distinto… ¡estoy extinto!.

Descubre a tu cliente ideal porque si quieres ser extraordinario debes hacer cosas extraordinarias y no vender “a todo el que se deje” sino a aquellos que mayor beneficio obtienen de tu propuesta de valor.

Este es uno de los primeros pasos para enfocarte en un nicho y en un tipo de cliente ideal. 

¡¡Sigue los pasos!!

Menú

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la navegación del usuario. Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar